Ni en nuestro mejores sueños podíamos haber imaginado una boda mejor

Han pasado ya dos meses desde que nos casamos y seguimos recibiendo felicitaciones por el sitio que elegimos. El cóctel lo servimos en la terraza, con unas vistas impresionantes del atardecer sobre las azoteas de Madrid y la música del saxofonista amenizando las primeras conversaciones. Las fotos profesionales parecen de película y todos los invitados querían tener su foto con la ciudad a sus pies. La cena la disfrutamos en el salón Belvedere. Y digo disfrutamos porque que ha sido una de las cosas que más nos han repetido nuestros invitados, la comida estaba impresionante, tanto el cóctel como la cena, abundante y de una calidad que no habíamos visto antes en las muchas bodas que hemos ido. La barra libre en las cuevas fue todo un acierto, la decoración invita a bailar y divertirse como si estuvieras en un local de diseño. Y después… La habitación nupcial, respecto a esto no tengo palabras. Mejor que os la enseñen porque solo por dormir ahí ya merece la pena casarse en el Sto. Domingo, jeje.
Pero por encima de todo tenemos que dar gracias a los empleados del hotel. Empezando por Francisco, un profesional con mayúsculas que escuchó nuestras infinitas peticiones y supo darnos los mejores consejos, pasando por el equipo de camareros, dj… Que en todo momento se desvivieron por agradarnos y que consiguieron que nos relajáramos y pudiéramos disfrutar plenamente de nuestra boda al saber que todo estaba perfectamente coordinado. De todo corazón, muchas gracias por brindarnos el mejor día de nuestra vida.

Miguel Ángel 5/10/2018 se casó 14/07/2018

 

Para tener una boda perfecta como la de Miguel Ángel sólo tienes que hacer click aquí

Bodas Hotel Santo Domingo Madrid
Friday, November 2, 2018 - 1:30pm