Jardín Colgante

Record Guiness 2011 al jardín vertical más grande del mundo. Un proyecto sostenible que favorece la biodiversidad, disminuye la contaminación y proporciona aislamiento termoacústico.

Este espacio natural de más de 1.000 m2, en pleno centro de Madrid, está inspirado en los bellos Jardines Colgantes de Babilonia, considerados una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Éstos fueron construidos en el siglo VI a. C. durante el reinado de Nabucodonosor II en una ciudad a orillas del río Éufrates (la Babel de los textos bíblicos).

Hacia el año 600 a.C., Nabucodonosor II, rey de los caldeos, quiso hacer a su esposa Amytis, hija del rey de los medos, un regalo que demostrara su amor por ella y le recordara las hermosas montañas de su florida tierra, tan diferentes de las grandes llanuras de Babilonia.

La utilización de un andamio para crear el Jardín Colgante  del Santo Domingo fue idea del arquitecto Félix González Vela que supo ver las múltiples ventajas y posibilidades que este tipo de estructura posibilitaba.

Con una inversión de más de 480.000 euros, en su creación han colaborado un equipo de mas de 15 técnicos de diferentes especialidades.

El Director Técnico de Jardinería y responsable de su mantenimiento es Manuel Pasquín.

Características

Superfície 1.026 m2 Altura 22,9 m Ancho, 300 m lineales de andamios

Más de 260 especies, 2.500 plantas, 8 árboles de más de 5 metros de altura y 30 árboles pequeños

Más de 400 jardineras y 40.000 litros de sustrato vegetal

Cascada de 20 m de altura y caudal de 3.000 litros de agua/hora

6 programas de luz y sonido

Beneficios

Favorece la biodiversidad, disminuye la contaminación y proporciona un aislamiento termoacústico.

Reduce la temperatura entre 6 y 8 grados (efecto de 50 aparatos de aire acondicionado).

Produce una cantidad de oxígeno igual al consumido por 200 personas al día y reduce de la contaminación al absorber 25.000 kg de CO2 al año.